Arroja a un cachorro a un pozo y lo deja encerrado.

Un cachorro de raza podenco fue encontrado por unos vecinos que pasaban por allí, en un pozo de canalización de agua, seco y a varios metros de profundidad. Estaba tapado por una tapa de cemento dentro del polígono El Esparragal de Pinto (España). Esta zona es industrial pero con pocas empresas.

Al pasar un matrimonio por allí, escucharon ladridos debajo de la tapa de cemento, entonces la levantaron y encontraron, a tres metros de profundidad, a un cachorro de perro de raza podenco. Al tener el pozo unas escaleras internas, pudieron bajar y rescatarlo. Rápidamente lo llevaron a la policía local, donde descubrieron que el cachorro tenía microchip. Dicho microchip, estaba asociado y a nombre de un vecino residente en Madrid, al que los agentes denunciaron ante el juzgado por un delito de abandono animal.

 

Desde aquí, queremos hacer un llamamiento a todas las personas que nos leen, a que denuncien siempre los casos de abandono y maltrato que se encuentran. Los animales son seres indefensos y desprotegidos que pueden estar sufriendo o estar en riesgo en manos de personas sin corazón.

Fuente: Cadenaser.com
Fotos: Pixabay.com

© Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo y sus fotografías, aún citando su procedencia.

Suscríbete GRATIS a mi boletín

Con tu suscripción recibirás periódicamente las noticias, recomendaciones y recetas para tus animales de compañía!

Facebook
WhatsApp
Twitter
Pinterest
Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

es Spanish
X
Ir arriba

Suscríbete GRATIS a mi boletín

Con tu suscripción recibirás periódicamente las noticias, recomendaciones y recetas para tus animales de compañía!